La vida pasa tan deprisa que lo único que podemos valorar de ella son los momentos vividos. Para ello, capturar los recuerdos más importantes, nos harán revivir la historia en un futuro. ¿Hay algo más bonito y entrañable que eso?